Polución en el Océano Pacífico Sur afecta a Rapa Nui

by Raquelle de Vine
& Charles Moore

En diciembre pasado llegó a la Isla de Pascua la Fundación de Investigación Marina Algalita (California, EEUU), cuyo director, el científico Charles Moore, fue el descubridor en 1997 de la “Isla de Plástico” que se está formando en el Océano Pacífico Norte entre Hawaii y tierra firme americana. Esta es tan grande como Europa central y pesa cerca de 3 millones de toneladas. Lamentablemente, desde aquel descubrimiento, se han encontrado acumulaciones similares de basura plástica flotando en los centros de todos los océanos del mundo y nuestro Océano Pacífico Sur no es la excepción. Su nueva misión es descubrir cuánta basura – en especialmente plásticos – hay en el Pacífico Sur frente a las costas de Chile e Isla de Pascua. Los acompañó el grupo Científicos de la Basura, de la Universidad Católica del Norte.

Anuncio Destacado

Había una baja nubosidad sobre la isla de Rapa Nui el 19 de diciembre. Era muy temprano en la mañana, en la cubierta del ORV Alguita se encontraba la tripulación, todos extasiados por el paisaje de la isla y del Moai erguido en el borde costero de Tahai. Habíamos izado las velas 17 días antes desde el archipiélago de las islas Galápagos después de nuestra partida desde Long Beach – California, el 2 de noviembre de 2016. El propósito del viaje era el estudio e investigación de las muestras de plásticos contaminantes que flotan en el Océano Pacifico, especialmente en los giros (gyres) oceanográficos del Pacífico Sur, la costa chilena y la costa de Rapa Nui.

Rapa Nui está ubicado en el área central de las enormes corrientes conocidas como un giro. El Giro del Pacifico Sur es un sistema de corrientes marinas circulares formadas por patrones terrestres de vientos y fuerzas rotatorias. La corriente se arrastra desde Australia hasta América del Sur. El movimiento circular de las corrientes va en forma contraria a las manecillas del reloj (combinando cuatro de las principales corrientes) creando una zona convergente central en la superficie marina. En este área de acumulación podemos encontrar desde una botella desechada en Sydney hasta una boya de pesca fuera de borda proveniente de las costas peruanas, ya sea foto-degradado o no, es todo lo mismo ya que el plástico se demora décadas o más en bio-degradar .

El Giro es un indicativo del estado de los escombros en el océano debido a la acumulación de estos. Para hacerse la idea es como regar arroz por el suelo y luego barrerlo haciendo pequeños montones (es como que cada grano de arroz es un montón de acumulación de basura en el océano). La expansión en el océano es demasiado grande para ser capaz de comprender la enormidad del problema ya inmerso en toda la vida. Es como si ahora comenzamos a recoger grano por grano.

Para recopilar la información que nos permita un mejor entendimiento del estado del Océano Pacifico Sur, Alguita utiliza un dispositivo conocida como Manta Trawl, especialmente diseñado con el propósito de recopilar muestras de zooplancton y micro plástico (de menos de 5mm). Esto permite juntar muestras de la capa Neuston (superficie del agua) y extraerlas con una malla de red muy fina. Hundimos el Manta Trawl por unos 30 minutos, todos los días, 2 veces al día, dependiendo las condiciones del mar. Mientras la expedición llegaba a Rapa Nui hemos arrastrado 40 redes, esto es solo el comienzo.

Anuncio Destacado

Durante nuestra estadía en Rapa Nui disfrutamos de la hospitalidad de lugareños, particularmente de Christian Rapu y Sebastian Yankovic Pakarati. Sebastian se unió a la tripulación junto a Juan Pablo Muñoz García de las Islas Galápagos, Tim Kissling del Núcleo Milenio ESMOI y Magdalena Gatta de Científicos de la Basura de Rapa Nui. Durante nuestra estadía en Rapa Nui disfrutamos de la hospitalidad de lugareños, particularmente de Christian Rapu y Sebastian Yankovic Pakarati. Sebastian se unió a la tripulación junto a Juan Pablo Muñoz García de las Islas Galápagos, Tim Kissling del Núcleo Milenio ESMOI y Magdalena Gatta de Científicos de la Basura de Rapa Nui. 

Durante la semana de trabajo alrededor de Rapa Nui  tiramos varias redes de muestreo y recolectamos una variedad de escombros que permitió el registro e identificación de diferentes micro-partículas proveniente mayormente de cosméticos y de plásticos grandes degradados y descompuestos. Al tamizar o colar las arenas de la playa de Anakena en Rapa Nui, los diminutos fragmentos de escombros y micro-plásticos que contaminan la arena pudieron venir desde cualquier parte. Pero si encontramos elementos completos, antes de ser descompuestos por el sol, viento, olas o comidos por organismos, podríamos tener una idea de donde provienen estos escombros.

Al llegar a las aguas circundantes de Rapa Nui sólo experimentamos más y mayores cantidades de basura plástica y las densidades comenzaron a disminuir sólo yendo hacia el Este en dirección a la isla de Robinson Crusoe. Ambos, tanto en las aguas de Rapa Nui como al cruzar el Giro del Pacífico Sur, nuestras muestras de arrastre aumentaron con micro-fragmentos plásticos, filamentos e hilos de pescar, toda una propia sopa de escombros del Pacífico Sur. El sentimiento subjetivo del Capitán Moore comparó la extensión de estos desechos micro-plásticos acumulados con las muestras tomadas en 2007 en el mismo lugar. El resultado fue inesperado, ya que en el 2011, cuando el Alguita colaboró con un estudio preliminar en el Giro Pacífico Sur, la cantidad total de las muestras de micro-plásticos recogidos podían mostrarse en una sola mano. Eso ahora ya no es el caso.

La comparación con la inmensa basura en el Giro del Pacifico Norte también ha sido interesante, ya que la mayoría de los objetos encontrados e identificados no son bienes de consumo. Estos solo suman el 22,5%, el resto es de barcos pesqueros, mayormente redes, boyas, cuerdas, baldes, contenedores de combustibles (aceite), cajones de pescados. Incluso arrastramos una red fantasma a la deriva y descubrimos un FAD ( DCP en español, un dispositivo de concentración de peces). Este dispositivo es un objeto artificial que se utiliza para atraer a los peces pelágicos oceánicos, como el marlin , el atún y el mahi-mahi (peces delfines). Por lo general consisten en boyas o flotadores atados al suelo oceánico con bloques de hormigón. Los peces están fascinados con objetos flotantes y los utilizan para marcar lugares para sus actividades de apareamiento. Más de 300 especies de peces se reúnen alrededor de los DCP que son utilizados por las pesquerías recreativas como las comerciales. Alguita, al igual que las organizaciones de Rapa Nui, demandan que los países tomen medidas más eficientes para reducir la contaminación de los océanos y protejan estos ecosistemas prístinos como las aguas de Rapa Nui. 

 

Anuncios Destacados

Reportajes relacionados: