Polizones marinos viajando sobre plástico a Rapa Nui

A HITCH-HIKERS GUIDE TO RAPA NUI

by Sabine Rech – ESMOI

Apesar de que Rapa Nui es uno de los lugares más remotos de la Tierra, a sus costas llega basura plástica proveniente de numerosas y diversas fuentes. Algunos desechos provienen de las pesquerías de alta mar, otros de las distantes costas continentales que rodean el Pacífico Sur.

 La basura plástica no es inerte, sino que muchos organismos diferentes crecen encima de ella. Algunos de ellos pueden provenir de comunidades costeras a miles de kilómetros de distancia. Estos organismos ya han estado viajando a través del océano sobre objetos flotantes durante millones de años, mediante un proceso conocido como “rafting”. En el pasado, estos viajeros llegaban en piedra pómez volcánica o en troncos de árboles longevos. Entonces, ¿por qué nos preocupan los organismos que llegan ahora con la basura plástica? La respuesta es sencilla: La disponibilidad y durabilidad de los objetos flotantes naturales eran mucho más limitadas. En aquellos tiempos, los principales eventos de rafting eran bastante excepcionales, ocurriendo, por ejemplo, después de erupciones volcánicas o después de inundaciones muy grandes en los continentes. Sólo los viajeros más resistentes podían sobrevivir a estos largos viajes. Hoy en día, hay una multitud de plásticos flotando en el Pacífico Sur. Cientos de ellos llegan a las costas de Rapa Nui cada día, pudiendo traer consigo polizones peligrosos.

Anuncio Destacado

Rapa Nui comprende un ecosistema vibrante y colorido con una rica diversidad de fauna y plantas marinas. Muchos de estos organismos son endémicos – no se encuentran en ningún otro lugar del mundo, pero este ecosistema único está amenazado por un problema global: la basura plástica flotante está llegando a diario a las costas de Rapa Nui.

Microplásticos en la playa de Rapa Nui. / Microplastics on Rapa Nui beach.

Tapa de Nescafé encontrada en Anakena con colonias adjuntas de Jellyella. / Botella de plástico ensuciada de la playa de Baz de Vizcaya.

Tapa de Nescafé encontrada en Anakena con colonias adjuntas de Jellyella. / Botella de plástico ensuciada de la playa de Baz de Vizcaya.

En la actualidad, no hay parte del ambiente marino que esté libre de plásticos, incluidas las islas remotas como Rapa Nui. La muerte de aves y animales marinos por ingestión o enredo en residuos plásticos es una consecuencia evidente y desgarradora. El rafting de organismos marinos sobre objetos plásticos, por el contrario, es un fenómeno mucho más inadvertido, el que podría representar una grave amenaza para el ecosistema marino de Rapa Nui, pudiendo afectar lugares que de otra manera están aislados de la influencia humana.

 Un evento masivo reciente ha demostrado el inmenso alcance del rafting sobre plásticos: grandes estructuras artificiales, como muelles flotantes o botes completos, están llegando a playas de los EE.UU. desde hace varios años. Éstas son originarias de Japón, habiendo sido separadas de sus costas durante el tsunami de 2011. Cuando los científicos examinaron los objetos varados, hicieron un descubrimiento sorprendente: éstos albergaban una comunidad rica y próspera de casi 300 especies adheridas a su superficie. Para asombro de los investigadores, no solo habían sobrevivido el viaje transoceánico, sino que incluso se habían reproducido en el camino. Si bien es claramente un caso exitoso para la biota viajera, su llegada representa una seria amenaza para su nuevo hábitat. Las especies recién llegadas pueden volverse invasoras y, por lo tanto, dañar la biodiversidad local. «La basura marina plástica…es probablemente uno de los grandes canales emergentes para las invasiones marinas», advierte el Profesor James Carlton, del Williams College en Massachusetts, quien estudia los desechos. Enfatiza la importancia de monitorear continuamente la llegada de invasores potenciales, especialmente en o cerca de puertos. Si bien el fenómeno ha ganado cada vez más atención en los últimos años, las preguntas importantes han permanecido sin respuesta.

Acumulación de objetos de plástico (en su mayoría incrustados por Jellyella) en la playa de Rapa Nui. / Accumulation
of plastic objects (mostly encrusted by Jellyella) on Rapa Nui beach.

Sabine Rech tomando muestras de una boya varada en una playa mediterránea. / Sabine Rech taking samples from a
stranded buoy on a Mediterranean beach.

Ostras de Magallana invasoras atadas a una suela de zapato en el Golfo de Vizcaya. / Invasive oyster Magallana gigas attached to a
shoe sole in the Bay of Biscay.

¿Qué tan importante es el rafting sobre plásticos a escala global? ¿Y cómo éste afecta a las islas remotas como Rapa Nui?

En los últimos años, la búsqueda de respuestas me llevó a playas en las costas del Atlántico Norte, del Mediterráneo y del Pacífico Sur, examinando objetos varados, recolectando, separando, contando, almacenando e identificando plásticos y sus organismos adheridos. El resultado fue aterrador. En las playas encontré cientos de objetos con miles de organismos adheridos. Los objetos tenían, además, una rica biodiversidad, con una comunidad formada por una variedad de especies, desde algas y pequeños animales ”musgosos” (bryozoos) hasta cangrejos adultos.

La gran pregunta es: ¿estos tipos de objetos plásticos flotantes realmente transportan biota no nativa a Rapa Nui? La isla está ubicada en la región central del giro subtropical del Pacífico Sur y grandes cantidades de fragmentos de plástico de este sistema de corrientes llegan a sus playas. Pero, ¿estos fragmentos están realmente colonizados por organismos de rafting?

Anuncio Destacado

Desafortunadamente, sí. De hecho, un tercio de todos los plásticos estudiados en Rapa Nui habían sido utilizados como balsas de rafting, principalmente por colonias de briozoos incrustantes del género Jellyella. Este animal “musgoso” no es nativo, pero tampoco es una especie invasora. A diferencia de otras regiones, no se encontraron invasores en la basura plástica de Rapa Nui. Sin embargo, esto no significa que la región esté libre de peligro. El Dr. Martin Thiel del Núcleo Milenio Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (ESMOI) explica: “un montón de basura flotante proveniente de la pesca en alta mar y de los continentes cercanos llega a las costas de Rapa Nui todos los días. Incluso especies que aún no han llegado a Rapa Nui, pueden llegar sobre esta basura.” La ausencia de especies invasoras en los plásticos de las playas se debe probablemente al bajo número de especies invasoras que generalmente hay en el Pacífico sudoriental y a la escasez de mecanismos importantes de transporte para estas especies, como es el transporte marítimo internacional. Sin embargo, el flujo constante de plásticos desde el mar hacia Rapa Nui es un vector potencial para especies marinas invasoras actuales y futuras desde las costas continentales. Puede ser solo una cuestión de tiempo hasta que una o más de ellas sobrevivan el largo viaje y logren colonizar las costas de la isla.

 La colonización por especies invasoras se vuelve cada vez más probable a medida que aumenta continuamente la cantidad de objetos plásticos producidos y desechados. Al mismo tiempo, las condiciones oceánicas están cambiando debido al cambio climático. Esto permite que las especies invasoras colonicen hábitats previamente inadecuados para ellas. Como consecuencia, la probabilidad y el peligro de que haya especies invasoras transportadas por plásticos flotantes probablemente aumentará en el futuro. Es fundamental reducir drásticamente la producción y el uso de plástico para proteger Rapa Nui y el ambiente marino en general.

Vista ampliada del patinador de mar Halobates sp. (etapa juvenil) y percebes encontrados en artículos de plástico en las playas de Rapa Nui. / Magnified view of the sea skater Halobates sp. (juvenile stage) and barnacles found on plastic items on Rapa Nui beaches.

Jim Carlton haciendo bioincrustación en una boya
Woods Hole. 
/ Jim Carlton biofouling on a buoy Woods Hole.

Anuncios Destacados

Reportajes relacionados: