Montes Submarinos del mayor Parque Marino de América

Las Islas Desventuradas, en medio del Pacífico, parecen gigantes y áridas rocas volcánicas, que desde el año pasado están rodeadas por el parque marino más grande de América. El gobierno de Chile creó el parque marino Nazca-Desventuradas (PMND) para proteger de toda extracción un área de 300.000 kilómetros cuadrados alrededor de las islas San Felix , San Ambrosio, los Islotes González y Catedral. Un lugar salvaje en estado prístino, remoto y poco explorado, con una biodiversidad marina incomparable. Un parque marino aún más impresionante que el de Motu Motiro Hiva (Sala & Gómez) creado en 2010. En la reciente expedición del crucero CIMAR 22 organizado por el CONA el 2016, participaron varios científicos del Núcleo Milenio Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (ESMOI) para explorar los montes submarinos de estas Islas a 850 km al norte del Archipiélago de Juan Fernández. El objetivo era generar información científica actualizada para el PMND y la zona económica exclusiva de Juan Fernández.

Anuncio Destacado

Los montes submarinos de la región de Islas Desventuradas se formaron hace millones de años muy cerca de donde se encuentra actualmente Rapa Nui. Debido al lento pero constante movimiento de la placa de Nazca, estos montes han viajado en los últimos 10 millones de años hacia el este y ahora se encuentran a 2800 km de Rapa Nui. A pesar de desplazarse tantos kilómetros la mayoría de ellos sigue teniendo su forma original, algunos son puntiagudos, otros tiene la cima plana o con grandes paredes rocosas. Al igual que los montes que vemos en tierra, algunos son pequeños, otros son grandes montañas. Esto hace que sus cimas estén entre centenares y unos pocos metros bajo el nivel del mar; los montes que salen fuera del agua son lo que nosotros conocemos como islas.

Una expedición científica, liderada por el proyecto Pristine Seas de National Geographic y por Oceana, documentó por primera vez los ecosistemas marinos de las Desventuradas en febrero del 2013. Aparte de los lobos finos de mar y las langostas de mar gigantes, se registraron 28 especies de peces, cinco de las cuales son compartidas con Rapa Nui, y el 70% de la fauna es común con la de Juan Fernández. Más de un 95 % de los peces que se observan son endémicos, lo que es la cifra más alta conocida para ecosistemas marinos en el planeta.

Ahora, ¿qué otras especies de animales viven en los montes que rodean las islas Desventuradas? A pesar de haberse distanciado tanto de Rapa Nui, podría ser que tuviesen todavía huellas de su pasado. ¿Se podrían encontrar especies similares como en los montes que rodean Rapa Nui o – al haberse separado hace tanto tiempo – habrán desarrollado una fauna distinta e única? Los montes que rodean las islas Desventuradas son los menos explorados del Pacifico Sur ya que para llegar a ellos se requieren 2 días de navegación desde el continente. El primer desafío es encontrar un monte submarino en el océano abierto. Afortunadamente hay registros de algunos con las coordenadas exactas, pero en algunos casos las coordenadas no son tan exactas y se requiere un elemento de suerte. En esta expedición CIMAR 22 encontramos y exploramos 7 montes submarinos de la ecorregión de Islas Desventuradas.

Anuncio Destacado

Explorar las profundidades del océano no es fácil, ya que el buceo solo permite acceder a los primeros metros. Es por eso que en algunos lugares demasiado profundos o peligrosos se suelen utilizar ROVs, que son unos mini-submarinos dirigidos por control remoto desde un barco mediante un cable umbilical. En el crucero CIMAR 22, a bordo del Cabo de Hornos, se utilizó el mismo ROV que ya se ha utilizado para investigar los montes Apolo y Pukao en las aguas de Rapa Nui. Este ROV, de propiedad de Oceana, puede llegar hasta los 500 m de profundidad. Durante el crucero también se utilizó una rastra de fondo, que nos ayudó a recoger muestras biológicas ya que las imágenes de los ROVs no siempre sirven para clasificar los animales más pequeños como estrellas de mar, corales o moluscos. Esto sólo sirve para animales que se mueven despacio o que están inmóviles ya que los que son más veloces como los peces y cangrejos suelen escapar rápidamente.

Logramos investigar 7 montes submarinos de las Desventuradas desde los 50 a 350 m de profundidad. Cada monte era distinto al anterior. Algunos eran rocosos con grandes cangrejos y langostas, otros tenían fondos arenosos con piedras pequeñas donde vivían peces y corales, en otros había tantos erizos que no se veía el fondo. ¡Cada monte era un mundo! Se vieron igualmente tiburones, morenas, corales de muchas especies, estrellas y camarones. Recogimos muchas muestras de animales. Aún estamos tratando de clasificar la mayoría de éstos, muchos de ellos son poco conocidos y no se encuentran en otros lugares. Incluso puede que se trate de especies nuevas. También encontramos ciertos parecidos entre algunas especies de las Desventuradas y Rapa Nui, como algunas algas, peces y gusanos. Sin embargo muy pocas especies de erizos y estrellas coinciden en ambas islas. Varios peces, esponjas y corales no se han encontrado en Rapa Nui. Con esto podemos sugerir que Desventuradas es un punto intermedio entre las especies del continente y las de Rapa Nui. Una vez analizados los datos podremos conocer la fauna que habita estos montes y así entender su fragilidad e importancia para poder protegerla de la mejor manera en el PMND.

Anuncios Destacados

Reportajes relacionados: