Expedición Francesa en 1872

Pierre Loti dibujó y registró en sus cuadernos de guardiamarina sus impresiones, datos de la población y paisajes, logrando llevar a Francia un testimonio real de la cultura Rara Nui.

Pierre Loti drew in his midshipman notebook impressions, population data and landscapes, succeeded in bringing France a real testament of the Rapa Nui Culture

El  6 de junio 1871 fue un día muy triste para los rapanui. La mitad de ellos abandonaron la isla junto a los misioneros, después de los  incesantes ataques del despótico francés Dutroit-Bornier, quién había transformado la isla en una hacienda ovejera, apoderándose con trucos y amenazas de 13.237 hectáreas del total de 16.000 que comprendían la isla (Steven Roger Fischer). Lo único positivo de esta situación era, que habían cesado los constantes enfrentamientos entre los propios rapanui; el grupo que apoyaba a los misioneros, quienes habían rehusado legitimar con su firma las maniobras de Bornier, había hecho abandono de la isla, siguiéndolos a su nuevo destino en Mangareva. Los 175 habitantes que permanecieron en la isla, se radicaron en su mayoría en Mataveri y Hanga Roa y sólo algunos pocos en Vaihu, convirtiéndose en los inquilinos de Bornier. La autoridad es centralizada por éste, quién, en varias oportunidades,  intenta obtener el protectorado francés.

Anuncio Destacado

Genuinamente intrigado por la propuesta de Bornier, Francia ordena a su Comandante en Jefe de su gran Flota en el Pacífico, Almirante F. de Lapelin, visitar Rapa Nui con el propósito de explorarla y llevarse de paso una de las monumentales esculturas pétreas al Museo del Louvre.  Desde el 3 al 8 de enero de 1872 la fragata La Flore ancló en la bahía de  Hanga Roa y De Lapelin obtuvo valiosa información del único hombre blanco residente en la isla, un danés de apellido Schmidt, quién sustituía a Bornier durante la temporal ausencia de éste.

Anuncio Destacado

A bordo de “La Flore” también se encontraba el jóven cadete Julien Viaud, quién posteriormente adquirió fama como escritor y novelista bajo el apelativo Pierre Loti. Durante su estadía compartió con algunos isleños, visitó sus pequeñas casas bote e intercambió algunas esculturas de piedra, de madera y otros objetos ornamentalers. Pierre Loti, en sus escritos, cuenta que en una de las casas bote de sólo 4 metros de largo, dos de ancho y uno y medio de alto, no habitaban menos de siete personas, sin contar las innumerables gallinas, siete gatos y algunos conejos. En su interior podía divisar, colgados en la pared,  unos pequeños ídolos de madera envueltos en tejido de fibra, lanzas con puntas de obsidiana, adornos de plumas y otros. Atamu, un isleño, guió a Loti al Rano Raraku para ver  los Moai. A su regreso al atardecer tuvo la oportunidad de conocer a la señora del danés: “Vestía con trapos europeos multicolores y estaba tatuada en los labios. Nos sirvió un trago de agua fresca, algo escaso en la isla, porque sólo se obtenía después de una lluvia fuerte. De otro modo, no les quedaba otro camino que sacar agua en los cráteres de los volcánes”.

En su estadía en la Isla, compartió con los nativos, describiéndolos como: “inofensivos de rostro dulce e infantil, que no inspiran ningún temor, de largas cabelleras, singulares sonrisas de dientes blancos y de ojos de una tristeza profunda”.  Pierre Loti dibujó y registró en sus cuadernos de guardiamarina sus impresiones, datos de la población y paisajes, logrando llevar a Francia un testimonio real de la cultura Rara Nui. Su libro “Isla de Pascua” se publicó en Europa en 1899 y es hoy día un documento de referencia utilizado por muchos etnólogos. Permitió que Occidente conocieran Rapa Nui y sus megalíticas estatuas. La cabeza de una de ellas está hoy expuesta en el Museo de L´Homme en Paris.

Anuncios Destacados

Reportajes relacionados:

Dejemos que la Historia siga siendo Historia

Dejemos que la Historia siga siendo Historia

Dejemos que la Historia siga siendo HistoriaLos primeros europeos que entraron en contacto con Te Pito te Henua fueron tres barcos holandeses comandado por Jacob Roggeveen el día 5 de abril 1722, fecha de Pascua de Resurrección. Ello originó el nombre con que fue...