© Obra de Julio Tuki

Un vistazo a la mitología Rapanui by Vanessa Watanabe

Los antiguos habitantes de Rapa Nui, mantuvieron sus arraigadas creencias incluso después de la llegada de extranjeros y misioneros. Estas creencias se plasmaban en los «cantos de la creación» inscritos en las enigmáticas tablillas rongo rongo. En estos cantos, se narraba y explicaba cómo surgieron todos los elementos a partir de una oscuridad absoluta denominada «Po».

Según la mitología rapanui, la unión de diversos elementos generó entidades más complejas, dando origen a los primeros dioses. Esta creación fue resultado de la unión de Rangi Nui, dios del cielo, y Papatuanuku, diosa de la tierra y el mar. Inicialmente, el cielo y la tierra estaban cercanos, pero Tāne Mahuta los separó para brindar espacio y luz al mundo.

Concepción Paumotu de los cielos, illustración hecha por un Jefe Tuomatuano en 1890.

Haua y Make-make son dioses asociados al culto del Tangata Manu, el cual experimentó un declive tras la introducción del catolicismo. Otras divinidades que perduran en la memoria rapanui incluyen a Hina, diosa de la luna; Hiro, dios del viento y la lluvia; Tangaroa, dios creador con diversas facetas; Uoke, dios de la creación y la devastación. Además, figuras como Tane, Rongo y Lono, junto con semidioses y una variedad de criaturas mitológicas, conforman la rica cosmovisión polinésica y de Rapa Nui.

Entre las deidades más prominentes se encuentran los imponentes moai, enormes estatuas que representaban a los antepasados deificados. Se creía que, a través del culto a estas representaciones, los vivos mantenían contacto con sus ancestros.

A pesar de la llegada del catolicismo y la consiguiente decadencia de ciertos cultos, estas creencias mitológicas siguen siendo parte integral de la identidad cultural de Rapa Nui, recordándonos la riqueza y complejidad de la antigua religión polinésica.

© Obra de Gustavo Borquez

Fragmento de
un canto de la creación
recopilado en 1886
recitado de
Ure Va’e a’ Íko:

HE ÁHA TO RAUA ARIKI KÉ TE’I

He áha to Raua Ariki Kéte Mahua i uta nei? He tupu, tomo a Matamea i Rangi Rau. He tuatea to Rau Ariki kete Mahua i uta nei. Ánge rato mani rata, Ka rata te tuatea, Ka rata te rangi-rangi, Ka rata te Tupuna… He áha to Raua Ariki kete Mahua i uta nei? He hetú’u, he Rangi, te hana-hana Rá’a, he mahina to Raua Ariki kete Mahua i runga nei. E áha to Raua Ariki ki te Mahua i uta nei? E’a a runga nei. Ka rata te Ehu Rangi, hánana Rá’a, Mahina. Ánge rato Ka rata te Ehu Rangi hanana, Rá’a , mahina.

© Obra de Teva Haoa

Fragmento de un canto de la creación recopilado en 1886 recitado de Ure Va’e a’ Íko:

——–  HE ÁHA TO RAUA ARIKI KÉ TE’I  ———

He áha to Raua Ariki Kéte Mahua i uta nei? He tupu, tomo a Matamea i Rangi Rau. He tuatea to Rau Ariki kete Mahua i uta nei. Ánge rato mani rata, Ka rata te tuatea, Ka rata te rangi-rangi, Ka rata te Tupuna… He áha to Raua Ariki kete Mahua i uta nei? He hetú’u, he Rangi, te hana-hana Rá’a, he mahina to Raua Ariki kete Mahua i runga nei. E áha to Raua Ariki ki te Mahua i uta nei? E’a a runga nei. Ka rata te Ehu Rangi, hánana Rá’a, Mahina. Ánge rato Ka rata te Ehu Rangi hanana, Rá’a , mahina.

© Traducción maori por Arturo Frontier

¿Qué Hacen Tus Dioses Ajenos allá?

¿Qué hacen tus “Dioses” ajenos en tus campos? Crecen, desembarcan en Marte y los cientos de Cielos. La Energía (Aura) de esos “Dioses” Cargan de Falsedades en tus campos. ¡Intuye, resuelve el Acertijo! ¡Resuelve lo de la Energía por su aura, resuelve lo de cielos y cielos y resolverás lo de los Ancestros! ¿Qué hacen tus “Dioses” ajenos cargados de cosas falsas en tus campos? Las Estrellas, el poder del Sol y la luna. Tus Dioses cargados de cosas falsas aquí arriba (también). ¿Qué hacen tus “Dioses” ajenos en tus campos? ¡Sal Tu hacia arriba (aquí)! ¡Entenderás, lo de lo nuboso del cielo, el poder del Sol, ¡de la luna! ¡Resuelve el acertijo y entenderás lo Nuboso del Cielo, la energía del Sol y la Luna! 

© Obra de Tangaroa Borquez

© Obra de Felipe Iborra

© Obra de Iti Kaltenegger

Agradecimientos especiales a los conocimientos entregados por Edmundo Edwards & Arturo Frontier